¡Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe todas las novedades!

Daniel Fernández, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España

“Debemos seguir trabajando para situar al libro y la lectura en el centro de la vida cultural y social de nuestro país”

Daniel Fernández (Barcelona, 1961) es el nuevo presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Tras toda una vida dedicada a los libros, desde su puesto trabajará para que el sector editorial “se mantenga como la principal industria cultural española y una de las más importantes del mundo”. También concentrará sus esfuerzos en la defensa de la propiedad intelectual y el fomento de la lectura. Hablamos con él de estos retos y sobre el futuro del libro. 

Es la segunda ocasión en la que asumes este cargo, la primera fue entre 2015 y 2019, ¿por qué reincides?

He dicho en alguna entrevista, a modo de broma, que quizá por un poco de inconsciencia. Pero la excusa ya no sirve en un caso de reincidencia. La verdad es que llevo ya algunos años participando en el movimiento asociativo editorial porque creo que estamos en un momento en el que hay retos importantes que debemos afrontar: hay un ataque contra la propiedad intelectual y el derecho de autor, que es una de las grandes herencias que nacen de la Revolución Francesa. Y, por supuesto, cuenta mucho y agradezco de corazón que los colegas editores quieran que vuelva a ser su presidente…

¿Han cambiado las necesidades de los editores en estos años?

En realidad, no han pasado tantos años, apenas han sido tres años y las cosas no han cambiado tanto. Los retos que teníamos entonces siguen estando muy vigentes. Debemos seguir trabajando para situar el libro y la lectura en el centro de la vida cultural y social de nuestro país. Las sociedades más desarrolladas son aquellas que han adoptado el libro y la lectura como una herramienta en la que apoyarse. Ahora que nos enfrentamos a la recuperación de una crisis, que primero fue económica, luego sanitaria y, desde luego, siempre ha sido social, pueden ayudarnos a formarnos para conseguir que esa recuperación sea mucho más rápida y duradera. Además, en un tiempo en el que el desarrollo digital está presente en todas las facetas de nuestras vidas, debemos seguir defendiendo la creación y la propiedad intelectual.

¿Cómo es el estado de salud del mundo editorial?

Si nos atenemos a las cifras tanto de comercio interior del libro como de hábitos de lectura podríamos decir que el sector muestra buena salud. La lectura ha sido una actividad que ha ayudado a los españoles a sobrellevar las fases más duras de la pandemia, con el confinamiento. Y, por los datos que hemos recogido, nos ha seguido acompañando posteriormente. Las ventas de libros, al margen de los libros de texto cuya situación es diferente, han sido positivas tanto en 2020 como en 2021. El sector editorial es la industria que más aporta al PIB cultural español, cuenta con una presencia muy relevante en el exterior, donde no solo exportamos libros, sino que contamos con numerosas filiales, especialmente en Iberoamérica.

¿Cuáles son tus principales retos y objetivos para este nuevo mandato?

Tenemos un objetivo que es sumar al conjunto de partidos políticos, Administraciones Públicas y organizaciones culturales y sociales al Pacto Social por la Lectura que desde la FGEE estamos promoviendo. Alcanzar este Pacto es necesario para que la ciudadanía visualice el importante papel que esta actividad tiene no solo en la cultura del país, sino como elemento de impulso económico y de desarrollo de nuestra sociedad. Es esencial que este Pacto abarque más de una legislatura y aglutine el compromiso de toda la sociedad.

Debemos, además, aprovechar los fondos de recuperación y resiliencia para contribuir a reforzar la modernización y digitalización del sector como una palanca para el desarrollo de nuestra actividad. Es importante recordar que la labor editorial constituye la primera industria cultural y tenemos que trabajar para aprovechar esta posición como un elemento que ayude, también, a la recuperación de nuestro país.

Otro de los pilares será la defensa de la creación y de la propiedad intelectual tanto en el contexto español como europeo y global. Es fundamental que se reconozca el papel y el valor de las actividades de autores y editores ante los nuevos escenarios que se están presentando. Por último, seguir avanzando en el apoyo a la internacionalización de las empresas editoriales españolas.

Debemos seguir trabajando para situar el libro y la lectura en el centro de la vida cultural y social de nuestro país.

Ya has anunciado que uno de los pilares de tu mandato será «la defensa de la creación y de la propiedad intelectual tanto en el contexto español como europeo y global». ¿Cómo te propones hacerlo?

Es un tema de gran complejidad, porque está en juego el derecho europeo de autor frente a lo que ha sido el modelo anglosajón. La industria editorial es la gran industria cultural europea. Necesitamos directivas de la UE que no sucumban a la falsa modernidad de Internet y que regulen y defiendan el derecho de todo creador a ser remunerado. Privacidad, libertad artística y empresarial y hasta capacidad de vertebrar una sociedad crítica pero responsable son factores que están en juego.

¿Cuál es el papel de los editores en el nuevo Plan de Fomento de la Lectura 2021-2024 del Ministerio de Cultura y Deporte?

Básicamente somos proveedores de contenidos, como ahora se suele decir. Pero también somos los responsables legales de que lo que llevamos al mercado es original, íntegro, respetuoso con el autor, que es su creador, y capaz de satisfacer a un lector que vive en una sociedad a la que intentamos, desde la modestia, pero también desde la constancia, hacer mejor en más de un sentido.

Uno de los desafíos de dicho plan es dotar de prestigio la lectura y nos plantea la pregunta: “¿Por qué leer?”. Sobran los argumentos para darle respuesta, pero si tuvieras que dar uno solo, ¿cuál sería?

Que leer sigue siendo la mejor y más placentera forma de vivir otras vidas y no limitarnos a nuestra breve y pobre existencia sensorial. Leer es vivir más.

El libro es la primera industria cultural de España. Mueve anualmente más de 3.000 millones de euros y da empleo, directo e indirecto, a más de 30.000 personas. ¿Por dónde puede seguir creciendo el sector?

Si analizamos las cifras de hábitos de lectura vemos que aún hay un tercio de la población que no lee nunca o casi nunca. Es una cifra muy elevada y que está por debajo de la media europea. Eso nos indica que todavía podemos conseguir atraer a un buen número de personas hacia nuestros libros. Además, contamos con la lengua española que es la segunda más hablada en el mundo, tanto como primera y segunda lengua, y que nos abre a un mercado potencial que tenemos que seguir explorando. De ahí que sigamos apostando por avanzar en la internacionalización y en la exportación

¿Cómo ves el futuro digital?

La digitalización es algo que cada vez está más presente en nuestras vidas y en todas nuestras actividades. Desde el sector editorial debemos verla de diversas maneras. Una tiene que ver con el libro digital, formato en el que llevamos trabajando más de una década, y que tiene un alto nivel de desarrollo. Muchos de nuestros nuevos títulos y buena parte de nuestro catálogo ya se encuentran digitalizados. Pero también tenemos que ver la digitalización en otros aspectos de nuestra actividad: en la impresión y distribución de nuestros libros, en la promoción de los mismos, en el contacto directo que las herramientas digitales nos permiten tener con autores y lectores. Las nuevas tecnologías están transformando la forma en la que editamos y llegamos a los lectores.

¿Qué supone para el sector que España sea el Invitado de Honor en la Feria del Libro de Fráncfort?

Representa una oportunidad única para mostrar la capacidad creadora de nuestros autores, la calidad y la diversidad de la edición española.

Bibliodiversidad es, según la definición de la Alianza Internacional de Editores Independientes, “la diversidad cultural aplicada al mundo del libro, esto es, la necesaria diversidad de las producciones editoriales que se ponen a disposición de los lectores”. ¿Cómo de diverso en el sector del libro en España?

Cuando hablamos de la edición española una de las características que solemos destacar es, precisamente, la bibliodiversidad de la industria del libro. Nuestro sector cuenta con más de mil empresas editoriales. A pesar de que existen grandes grupos, hay un número muy importante de pequeñas y medianas editoriales que editan una gran variedad no solo de títulos sino de géneros. Debemos pensar que muchas de estas editoriales son muy especializadas y han alcanzado un nivel de calidad que las hacen ser reconocidas mundialmente.

¿Cuál es el compromiso de los editores con la Agenda 2030?

Un compromiso claro y total. Pensemos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 4, Educación de Calidad, o el 10, Reducción de las Desigualdades. Una de las formas que existe de conseguirlos es facilitando a la población el acceso a herramientas, como los libros, que contribuyan al aprendizaje y a que cualquier persona o sociedad pueda formarse para lograr su desarrollo. Los editores trabajamos para facilitar que el conocimiento, las opiniones diversas, las investigaciones y la creación escrita puedan llegar a toda la población.

Daniel Fernández es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona, Diplomado en Administración de Empresas Culturales por ESADE y Graduate School of Public Administration, por la NY University. Fue director de la revista Saber y de la revista catalana L’Avenç, así como director General de Ediciones Grijalbo y director literario del Grupo Grijalbo-Mondadori. Actualmente es el editor y máximo responsable de EDHASA (Editora y Distribuidora Hispano Americana, S.A) así como de Castalia y preside Ediciones Prensa Libre. 

La FGEE es una asociación creada en 1978 para representar y defender los intereses generales del sector editorial. Actualmente representa a los Gremios de Madrid, Cataluña, Euskadi, Andalucía, Galicia, Valencia y Castilla y León, además de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) y la Associació d’Editors en Llengua Catalana (AELLEC).

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe todas las novedades de la Feria del Libro de Fráncfort.