¡Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe todas las novedades!

El éxito de los españoles ‘best seller’ que llegó del extranjero

Cuando el nombre de Virginia Feito, publicista de profesión, empezó a sonar en España la escritora ya había triunfado en Estados Unidos con su primera novela. Aunque es española, Feito, que escribe y lee en inglés desde niña, apostó de forma natural por el mercado anglosajón. La jugada no le salió mal. La historia de La señora March, una mujer con medias y abrigos de pieles que vive en el Upper East Side de Nueva York y que poco a poco comienza a obsesionarse con la personalidad de su marido en una mezcla entre suspense psicológico y humor negro, no solo se coló en varias listas de los más vendidos del país americano, sino que también ha llegado a la industria del cine de la mano de Elizabeth Moss. La actriz que, si todo va bien se pondrá en la piel de este extravagante personaje próximamente —la productora Blumhouse ya ha adquirido sus derechos para adaptarla a la gran pantalla—, se interesó inmediatamente por él, antes incluso de su publicación.  

El caso de Feito, cuyo libro aterrizó en España a principios de este 2022, un año después de su publicación en Estados Unidos, recuerda al de otros escritores españoles que también vivieron un proceso parecido. El más famoso, el de Carlos Ruiz Zafón. El escritor español más leído en el mundo después de Cervantes ya había publicado varios libros de literatura juvenil —entre los que figuran El príncipe de la niebla y Marina— cuando en el año 2000 presentó al Premio Fernando Lara de Novela La sombra del viento, quedando finalista en una edición en la que Ángeles Caso resultó ganadora.

Las palabras de un ministro

No obstante, decir que el éxito del autor se fraguó antes en el extranjero que en España sería injusto y faltaría a la verdad. Aunque con unos inicios discretos y moderados, sin demasiado ruido en la promoción, cuando Ruiz Zafón presentó su novela en la Feria del Libro de Fráncfort en 2003, aquel título ya copaba las listas de los más vendidos en nuestro país gracias al boca oreja más que a la atención mediática. Pero el empuje del ministro de Asuntos Exteriores alemán, Joschka Fischer, que había confesado su entusiasmo por el libro durante un programa de televisión disparando asombrosamente las ventas alemanas, fue definitivo. Aquello no sólo refrendó el éxito del escritor, sino que despertó el interés de los agentes y editores extranjeros hacia otros autores españoles. Hoy, su libro alcanza ya los 15 millones de ejemplares vendidos. 

En la misma línea que Feito o Ruiz Zafón, resulta llamativo el caso de Antonio Iturbe. Premio Biblioteca Breve en 2017 por su novela A cielo abierto, el escritor y periodista oriundo de Zaragoza ya había publicado varias novelas como Rectos torcidos o Días de sal, además de una serie infantil protagonizada por el inspector Cito y Chin Mi Edo, cuando escribió La bibliotecaria de Auschwitz en 2012. 

Aquella novela basada en la historia real de Dita Kraus, una niña de 14 años encargada de custodiar una particular biblioteca clandestina durante la Alemania nazi y de repartir los libros entre los prisioneros, fue publicada en sus inicios con una tirada de 8.000 ejemplares. Como Ruiz Zafón, la obra de Iturbe había tenido también su recorrido antes, pero algo cambió definitivamente cuando, en 2019, se convirtió en el libro traducido más vendido en Reino Unido. Reeditada por Planeta en 2020, en una versión ampliada y actualizada, ha sido traducida a más de treinta idiomas, alcanza ya los 500.000 ejemplares vendidos en el extranjero (300.000 de ellos en lengua inglesa) y será adaptada próximamente al cómic por Salva Rubio y Loreto Aroca.

Al asalto de las librairies

Pero quizás el ejemplo más emblemático de escritor español que triunfa antes en el extranjero lo personifica Víctor del Árbol. Autor de El peso de los muertos y finalista del Premio Fernando Lara de novela por El abismo de los sueños –hoy todavía inédita–, el escritor, que fue seminarista primero y después mosso d’esquadra hasta 2012, cautivó al público francés con su tercera novela, La tristeza del samurái, donde narraba la historia de un crimen cometido durante la posguerra española a partir de dos tramas paralelas: una situada en Extremadura en 1941 y otra en Barcelona en 1981. 

Premio Prix du Polar Européen 2012 a la mejor novela negra de Europa por aquel título, rápidamente se convirtió en superventas en el país galo y fue traducido a una decena de idiomas. Cuando en 2016 obtuvo el premio Nadal por La víspera de casi todo, Del Árbol, que después ha publicado títulos como Por encima de la lluvia, Antes de los años terribles y El hijo del padre, había vendido cuatro veces más ejemplares en Francia que en España. Un idilio que continúa hoy, hasta el punto de que en 2017 fue nombrado Caballero de las Letras y las Artes de la Academia francesa, título que, hasta la fecha, solo ostentaba otro español: Arturo Pérez-Reverte.

*Imagen: Penguin Libros España

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe todas las novedades de la Feria del Libro de Fráncfort.